Inflación

 

La inflación anual se incrementó de 1,36% en 2017 a 2,19% en 2018, lo que reflejaría según el Banco Central de Reserva una mayor oferta laboral de trabajadores inmigrantes. Se espera que la inflación interanual continúe ubicándose alrededor de 2,0% entre 2019 y 2020, debido principalmente a una menor inflación importada y a la convergencia de las expectativas de inflación hacia el valor central del rango meta. Se anticipa que por un efecto base la inflación interanual entre abril y mayo se ubicaría transitoriamente más cerca de 2,5% para luego retornar a 2,0% a partir del tercer trimestre.

Reservas

 

Las Reservas Internacionales Netas (RIN) ascendieron a US$ 60.1 mil millones en 2018, con una proyección de cerca de 68 mil millones para el 2020.

 

La solidez de la balanza de pagos ante eventos externos negativos se puede evaluar considerando la posición de las reservas internacionales en relación al saldo de los adeudados externos de corto plazo o a la suma de estos pasivos con el déficit en cuenta corriente. En estos indicadores, la economía peruana cuenta con niveles de respaldo elevados en comparación a otras economías emergentes, gracias a la acumulación preventiva realizada durante el periodo de flujos positivos de capitales y de altos precios de materias primas.

Tipo de cambio

 

El tipo de cambio interbancario cotizó en S/ 3,27 por dólar al término del año 2018.

Balanza comercial

 

La balanza comercial registró un superávit de US$ 7 mil millones en 2018 y se espera que en el horizonte de proyección supere los US$ 8 mil millones. Las exportaciones pasarían de US$ 49 mil millones en 2018 a US$ 55 mil millones en 2020, mientras que las importaciones subirían de US$ 42 mil millones en 2018 a US$ 47 mil millones en 2020.

 

Estas previsiones son consistentes con un escenario en el que se esperan mejores precios para nuestras exportaciones, menor cotización para el petróleo, condiciones financieras externas más favorables y un crecimiento sostenido de la actividad económica en 4,0%.

 

En el año 2018, las exportaciones reflejaron los altos precios promedio de nuestros principales minerales y los mayores volúmenes de exportación no tradicional (agropecuarios, pesqueros y químicos). Por el contrario, los volúmenes de exportación tradicional se redujeron debido a la menor producción minera, afectada en parte por las menores leyes, agotamiento de minas y algunos problemas técnicos.

La actividad económica creció 4,0% en 2018, por encima de lo esperado por el consenso de mercado (3,9%), acumulando de esta manera 113 meses de expansión continua al cierre de 2018. Así, se logró la meta de crecimiento prevista en el Marco Macroeconómico Multianual 2019-2022, a pesar de un entorno internacional adverso, caracterizado por una moderación de la actividad económica global, menores precios de materias primas y alta volatilidad en los mercados financieros. La economía mantendría un ritmo de crecimiento del PBI de 4,0% para los años 2019 y 2020.

 

La aceleración del crecimiento del PBI de 2,5% en 2017 a 4,0% en 2018, se basa en el fortalecimiento de la demanda interna, en particular, por el importante impulso fiscal (inversión pública) y la recuperación de la inversión privada, que han incidido de forma positiva en el empleo formal y consumo de las familias.

 

Cabe señalar que la inversión pública registró su primera expansión luego de cuatro años de caída consecutiva, asociado al avance importante de la inversión en los tres niveles de gobierno, resaltando las obras de los Juegos Panamericanos, Reconstrucción, y proyectos de infraestructura de transporte.

 

Asimismo, la inversión privada se consolidó como uno de los principales motores de crecimiento de nuestra economía, registrando la tasa más alta de los últimos cuatro años, impulsado principalmente por una mayor inversión minera, debido al inicio de construcción de nuevos proyectos como Quellaveco, Mina Justa y la ampliación de Toromocho.

 

Destaca además la marcada recuperación del crecimiento del PBI en el último trimestre de 2018 (4,8%) respecto al 3T2018 (2,4%), lo que incidió que la actividad económica inicie el 2019 con una dinámica favorable. En diciembre 2018, el PBI alcanzó una tasa de crecimiento de 4,7% (mes previo: 5,2%), impulsado por la expansión de los sectores primarios (8,2%, la mayor tasa desde mayo 2018), destacando el repunte de la pesca (225,9%) y la manufactura primaria (46,8%). Además, los sectores no primarios (3,9%), han continuado creciendo a tasas favorables, en un contexto de solidez de la demanda interna.

 

Con este resultado de crecimiento del PBI en 2018, Perú se posiciona como una de las economías con mayor tasa de expansión en la región. Según el consenso de mercado, al cierre de 2018, Chile habría crecido 4,0%, Colombia 2,6%, México 2,0% y Brasil 1,3%.

© 2019 Посольство Перу в Российской Федерации:  105064, г. Москва, переулок Обуха, д. 6, стр. 1, тел.: (495) 662-18-17,

Консульство: тел.: (495) 662-18-68, e-mail: sconsularperu@mail.ru